En muchas ocasiones es difícil encontrar tiempo para practicar Yoga. Muchas personas se preguntan cómo hacer yoga todos los días cuando tienen tantas responsabilidades que atender y tan poco tiempo libre para dedicar a ellos mismos. La mejor opción es combinar las clases con sacar unos minutos los días que no podamos acudir.

Si vamos dos o tres veces a la semana a nuestra clase de Yoga, el resto de días basta con que nos reservemos 15 o 20 minutos para nosotros mismos. Aunque en ocasiones se nos haga cuesta arriba, es fácil encontrar un rato en el que practicar ejercicio en casa. Aquí te damos algunos consejos sobre cómo hacer yoga cuando tienes poco tiempo.

No es necesario que saques el mismo tiempo que cuando vas a clase. Los días que no puedas acudir o no tengas clase, basta con sacar algo de tiempo en casa. Es imprescindible que busques un momento del día para que puedas dedicarle y comprometerte a hacerlo. Es decir, si quieres saber cómo hacer yoga en casa algunos días, primero tienes que establecer una rutina. Pueden ser quince minutos, media hora o incluso una hora diaria. El tiempo lo estableces tú.

Cómo hacer Yoga los días que no hay clase para mantenernos activos

Recuerda que nos estamos limitando a no dejar que nuestro cuerpo deje de estar activo. Siempre que vayamos algunos días a un centro de Yoga en el que las clases de Kundalini u otras modalidades serán mucho más productivas, sólo tenemos que preocuparnos por dedicar unos minutos.

Después, debes tener preparado tu equipo para realizar yoga. Si tienes tu material preparado, la pregunta de cómo hacer yoga prácticamente se responde sola. ¿Qué tipo de material vas a necesitar? Tendrás que buscar un tapete de yoga sobre el que hacer los ejercicios. En ocasiones también podrás necesitar algún tipo de bloque, manta o almohada grande. En cuanto a la vestimenta, procura llevar ropa cómoda que te permita hacer yoga con facilidad.

Elige el tiempo que le vas a dedicar a la actividad en tus días sin clase y procura que sea una meta realista. Recuerda que son días de descanso, en los que no hace falta que trabajemos como lo hacemos con nuestro profesor. No te propongas hacer dos horas diarias si sabes que no vas a poder cumplir tu meta todos los días: quizá con media hora es suficiente. Si lo haces todos los días a la misma hora, es decisión tuya: la hora del día no influye en cómo hacer yoga. Recuerda que también debes buscar un lugar adecuado para realizar los ejercicios y, poco a poco, notarás como llegas al día siguiente a las clases en mejor estado.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.