Cómo puede ayudarte el yoga a superar la ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un estado de agitación natural que se convierte en un problema cuando se padece de forma desmedida o durante tiempo prolongado. Podemos leer más información acerca de la ansiedad aquí.

En este artículo te contamos cómo puede ayudar el yoga a mejorar los problemas de ansiedad que tantas personas sufren a día de hoy.

¿Puede el yoga ayudar a combatir la ansiedad?

Así es. La ansiedad es una reacción natural a una situación o circunstancia concreta, pero se considera que existe un trastorno cuando el estado se prolonga demasiado en el tiempo y el factor estresante ya ha desaparecido, o cuando lo que causa dichos niveles de ansiedad no debería.
El yoga es una disciplina en la que se trabaja tanto el cuerpo como la mente y aprendemos a relajarnos por completo mediante las posturas o asanas, las respiraciones y la meditación.

La práctica moderada del yoga nos condiciona para poder sobrellevar los síntomas de la ansiedad de una manera natural y tolerante con nuestras emociones.

 

¿Cómo puede ayudarme el yoga a combatir la ansiedad?

Con la práctica del yoga activamos tanto el sistema nervioso simpático como el parasimpático, los cuales se ocupan de nuestras respuestas corporales cuando vamos a pasar a la acción y cuando estamos en reposo respectivamente.

Esto consigue regular nuestros niveles hormonales y no solo eso, sino que también nos enseña a alcanzar un equilibrio mental durante los momentos de estrés y ansiedad en los que no estamos practicando yoga.

En definitiva, con la práctica continuada del yoga vamos entrenando a la mente y el cuerpo sin darnos cuenta para fomentar respuestas más conciliadoras ante aquellos factores que nos causan ansiedad.

 

Posturas de yoga para combatir la ansiedad.

Seguro que alguna vez has sentido agobio e incapacidad para modificar ese desagradable estado de ánimo. Todos hemos experimentado esa sensación aun sin padecer problemas de ansiedad. 

Aunque no practiques yoga de forma continuada, unos minutos de pausa y respiración profunda puede marcar la diferencia. Si además combinas estas respiraciones con algunas asanas, podrías aprovechar esos minutos para relajar también tu cuerpo.

Es aconsejable, no obstante, convertir el yoga en una práctica cotidiana. Las rutinas esporádicas pueden ayudarnos a sentirnos mejor en un momento determinado. Sin embargo, la práctica continuada le otorgará a la mente un estado de equilibrio mucho más continuado. De esta manera conseguiremos notar los efectos a largo plazo y convertir la ansiedad en algo cada vez menos presente en nuestra vida.

 

La meditación para combatir la ansiedad.

La meditación es una práctica milenaria que consiste en el entrenamiento de la mente. Adquiriendo un hábito cotidiano de meditación podemos beneficiarnos de ciertos efectos muy positivos.

Para las personas con problemas de ansiedad, empezar a practicar la meditación sin más puede suponer una fuente de frustración. Adquirir la capacidad de calmar la mente es un proceso largo que se construye sobre la constancia de la práctica.

Una forma interesante de iniciarse en la meditación es el yoga. El yoga es otra práctica milenaria con la que se entrenan cuerpo y mente a la par. Las técnicas de respiración y las asanas condicionan nuestra mente para el estado meditativo. Al mismo tiempo, el cuerpo se beneficia tanto a nivel muscular como fisiológico.

 

¿Cómo actuar frente a un ataque de ansiedad?

Los ataques de pánico o crisis de ansiedad son períodos en los que se padece un intenso temor y malestar. Suelen durar de 15 a 30 minutos y nunca más de una hora.

Lo más importante durante una de estas crisis es reconocer que se trata de un ataque de ansiedad. Es mejor no intentar controlarlo, ni meditar, ni practicar ninguna asana de yoga, porque probablemente eso solo consiga que nos desesperemos más. Un ataque de ansiedad durará lo mismo tanto si intentamos combatirlo como si no. Por lo que lo más recomendable es pasar por ello sin intentar nada.

Los ataques de ansiedad hay que padecerlos, no se puede hacer nada para que duren menos. No obstante, la práctica regular del yoga puede conseguir que estos vayan siendo cada vez más esporádicos, incluso hasta desaparecer.

 

¿Qué hábitos pueden ayudarme a superar la ansiedad?

Para combatir este problema, habrá hábitos de los que deberemos deshacernos y otros que deberemos adquirir.

El consumo de sustancias nocivas como el tabaco, el alcohol o las drogas pueden empeorar gravemente la situación. Por lo general, dificultan que podamos tomar control sobre el problema, pero pueden tener otros muchos efectos adversos. 

La realización de actividad física de manera cotidiana y la dedicación de tiempo para nosotros mismos puede implicar una gran mejoría en nuestra capacidad de control y disciplina. El yoga es una práctica que aúna tanto el ejercicio físico como la consideración del tiempo que todos deberíamos otorgarle a nuestra mente. Tampoco debemos olvidar, no obstante, la diferencia que puede marcar el simple gesto de ir a terapia o pedir ayuda profesional para superar un problema como este.

 

En Yoga Rivas ofrecemos diferentes disciplinas de yoga que puedes probar según tus necesidades. Para combatir la ansiedad, nosotros recomendamos el Hatha Yoga, la base de todos los demás estilos y una sólida iniciación física y mental a esta completa disciplina.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] y del sistema nervioso parasimpático, lo que equivale a la reducción de los niveles de estrés y ansiedad, y por ende, a la mejora de la calidad del […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.