Cómo son las clases de Yoga

¿Cómo son las clases de Yoga? Lo que llamamos comúnmente «yoga» es la práctica de posturas de yoga, es decir el componente físico del yoga, con algunos otros elementos complementarios como mantras, meditación, ejercicios de respiración y relajación.

Es importante tener en cuenta, que cada «estilo» de yoga (cada corriente contemporánea o escuela tradicional) tiene una metodología propia. Cada estilo ha evolucionado en una amplia variedad de prácticas.

¿Quieres saber cómo son las clases de Yoga?

Para que aprendas de una manera acompañada y tengas unas bases sólidas desde el comienzo, es preferible que elijas siempre por primera vez una clase introductoria. Es muy importante que lo practiques con un profesor calificado. En nuestro centro YogaRivas estamos preparados para enseñarte. Así podrás acercarte con mayor confianza y sabiendo de antemano cómo prepararte y desenvolverte en el mundo del Yoga.

Las prácticas de yoga pueden variar bastante de una tradición a otra. Algunas pueden tener un componente más espiritual, mientras que otras pueden centrarse en el trabajo físico. Algunos estilos de yoga mantienen las posturas durante algunos segundos o minutos, mientras que otros se fundamentan en secuencias fluidas.

En la mayoría de clases el profesor hace una demostración y luego corrige a los alumnos para asegurarse de que no haya riesgos y sí beneficios. Es posible que no haya preguntas durante la clase y que las preguntas se hagan al final. Una clase de yoga más clásica puede contener algunos mantras, ejercicios de respiración (pranayama), cantos y por supuesto relajación. También en el Yoga tradicional puedes encontrar un ambiente místico de símbolos, inciensos e imágenes que alegran y sirven de inspiración.

¿Qué hacer en una clase de Yoga?

Principalmente el Yoga consiste en la relajación del cuerpo y la mente. Este equilibrio se consigue escuchando instrucciones y dejando los pensamientos a un lado. Con buena actitud, podremos conseguirlo. Poco a poco verás que tu cuerpo se relaja y se estira cuando tu mente esté relajada. Trata de mantener la conciencia plenamente en lo que estás haciendo.

Concéntrate en lo tuyo y no te distraigas con lo que venga de afuera ni des cuerda a tu mente si se va hacia el futuro o al pasado. Tráela de nuevo.

Nuestro consejo es: fluye, suelta, relájate, escucha tu cuerpo y respeta sus límites, respira plenamente por la nariz y cuando puedas cierra los ojos. Si pierdes el equilibrio o no logras una posturas, no pasa nada. El yoga es un camino, no un objetivo. Solo tienes que volver a intentarlo de nuevo.

¡En YogaRivas te invitamos a que descubras cómo son las clases de Yoga con nosotros!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies