Con la llegada de las vacaciones, los viajes, debemos buscar otras alternativas para poder practicar yoga. El yoga en la playa es la mejor opción, ya que la gran mayoría de las personas deciden irse a la playa, pero cualquier lugar es bueno para practicarlo. Nos vamos a centrar en la playa , ya que es el destino más demandado por la gente durante las vacaciones.

Consejos para practicar yoga en la playa

Posturas para practicar yoga en la playa

Postura del camello, tienes que estar de rodillas, con las manos en las caderas después inclina la cabeza hacia atrás hasta que consigas ver el techo. Estira la columna hacia atrás y coge los tobillos con las manos. Conseguirás estirar todo el cuerpo.

Barca con remos: Debes tener las piernas estiradas en el suelo, inclina la espalda hacia atrás mientras que levantas ligeramente las piernas hasta que crees un triángulo con tu cuerpo. Para mantener el equilibrio ayúdate de las manos. Conseguirás que los músculos de tu espalda y tu abdomen estén tonificados.

Postura del árbol, de pie y con la espalda erguida,con la vista fijada en un lugar empieza a levantar el pie izquierdo para apoyarlo en el muslo derecho. Después junta las palmas de la mano a la altura del pecho y de allí las vas levantando hacia arriba.

Postura del arco invertido, túmbate boca arriba, pon las planta de los pies y la manos bien pegadas al suelo. A continuación ve levantando poco a poco el tronco. Las manos y los pies han de estar a la misma anchura de los hombros.

Postura sobre la cabeza, colócate sobre las rodillas, cruza los dedos de las manos formando un ángulo de 90º. Lleva loa pies a la cabeza mientras llevas el peso hacia los brazos. Llévate las rodillas al pecho y comienza a elevarlas poco a poco hacia arriba. El cuerpo debe quedarse recto de forma vertical.

Postura del bailarín, de pie comienza a doblar una pierna hasta que consigas sujetarlo con la mano de ese mismo lado. Inclina la parte superior del cuerpo hacia delante y aprieta el abdomen. El otro bravo ve estirándolo para hacer el arco lo más grande posible y así mantener mejor el equilibrio.

postura del perro hacia arriba, tumbada boca abajo con los brazos hacia los lados, apoya las palmas de las manos sobre la arena de la playa. Una vez estén bien apoyadas comienza a levantar poco a poco las caderas, el pecho y la cabeza. Mantén siempre la respiración y la postura bien controlada. Este ejercicio es perfecto para mantener estirada la columna vertebral y la zona lumbar.

Ventajas de practicar yoga en la playa

Beneficios de practicar yoga en la paya

-Haciendo yoga en la playa estaremos en contacto con el sol tu cuerpo produce vitamina D. Es una excusa perfecta para hacer ejercicio al aire durante el verano.
Creas una mejor oxigenación porque estás respirando un aire más puro, ya que el ambiente de la playa suele ser más limpio. Por lo tanto respira profundamente para limpiar bien tus pulmones y llenarlos de aire fresco.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.