Muchos habréis oído alguna vez hablar del Pilates, pero… ¿qué es realmente y para qué sirve? Cuando hablamos de Pilates, hablamos de un método de ejercicio y movimiento físico diseñado para estirar, fortalecer y equilibrar el cuerpo. Los objetivos de esta práctica son: el aumento de la fuerza muscular, la flexibilidad del cuerpo y mejorar la capacidad de concentración.

Al igual que otros tipos de ejercicios y actividades, el Pilates aumenta el metabolismo, favorece el control respiratorio y mejora la densidad ósea, además del tono muscular. La clave del éxito se encuentra en la precisión técnica a la hora de realizar los movimientos. Éstos se deben llevar a cabo a conciencia para que puedan coordinarse con la respiración. A través del control del cuerpo-mente, la persona es capaz de descubrir la capacidad y las barreras que se encuentran en su interior.

Principios básicos:

  1. Concentración: Es necesaria para poder conectar la mente y el cuerpo.
  2. Respiración: Es la base de esta disciplina.
  3. Precisión: Vital para realizar los movimientos que deben realizarse.
  4. Control y alineación corporal: Imprescindible para no realizar ejercicios descoordinados o bruscos, que puedan causar algún tipo de daño o lesión.
  5. Fluidez: Importante para que los ejercicios se lleven a cabo de la forma correcta y a la velocidad correcta.
  6. Centralización: Establece que el centro del cuerpo es el conjunto de músculos abdominales.

 

Beneficios:

Practicar Pilates de forma continua, aporta numerosos beneficios para la salud:

 

Si quieres venir a probar Pilates con nosotros -sin compromiso-, contáctanos a través de nuestra web: www.yogarivas.com

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.