Practica yoga bajo el agua

Con la llegada del verano, practicar yoga bajo el agua es un gran opción para no dejar de lado nuestro deporte favorito. Es una forma distinta de hacer ejercicio con el yoga y beneficiarte así de todos sus beneficios. Vas a conseguir disfrutar de esta práctica que hará que todos tus músculos estén tonificados. Vamos a ver todas las ventajas de este tipo de yoga y cómo podemos practicarlo de forma saludable.

Beneficios de practicar yoga bajo el agua

  • El mejor lugar para poner el practica el yoga bajo el agua, es en aguas cálidas o templadas, ya que ayuda a que los músculos se relajen, aumenta la circulación de la sangre y nos ayuda a eliminar las tensiones del cuerpo.
  • Es perfecto para controlar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente, aumenta la flexibilidad de nuestro cuerpo. Esto nos ayuda a mantenernos en un estado de relajación completa.
  • Reduce el estrés y la tensión que se acumula en los músculos, y estabiliza nuestra postura. Además de que alivia los dolores en las personas que sufren de artritis.
  • Nos da la posibilidad de conciliar un sueño más profundo por las noches por lo que mejora el sueño y termina con la fatiga, ayuda a que nos sintamos más estables emocionalmente. Nos sentiremos renovados una vez que comencemos a practicarlo.
  • Gracias al agua que evita muchos dolores, se disminuye el riesgo de sufrir alguna lesión al practicar yoga bajo el agua.
  • Las posturas del yoga bajo el agua son más sencillas que las del yoga tradicional por lo tanto pueden extenderse un poco más. Es decir que se puede mantener durante un poco más de tiempo. Ya que los ejercicios no producen dolor es perfecto para personas que han sufrido alguna lesión por algún accidente y necesitan rehabilitación para poder curarse.
  • Mejora la tonificación de músculos, reduce la presión arterial y cardíaca, mejora nuestro bienestar y aumenta el autoestima por lo que nos ayuda a tener una mejor calidad de vida.

Las mejores posturas de yoga bajo en agua

Postura de la silla: se lleva a cabo al borde de la piscina, puedes utilizar la pared para apoyarte si te sientes un poco inestable. Pero también puedes hacerlo sin necesidad de apoyarte. respira y a continuación levanta los brazos hacia arriba, con los pies y las manos colocados de forma paralela. Exhala y aprieta los glúteos,finalmente simulando que estás sentando.

Postura del árbol: junta las manos, ponte de pie, lleva un pie hasta el muslo de la pierna contraria, Intenta mantener esta posición durante una frecuencia de treinta segundo y después repítelo con el otro pie.

Postura del triángulo: Abre los brazos hacia los costados y a continuación abre las piernas, dobla un poco uno los pies mientras te mantienes derecho, aprieta los glúteos y mira el pulgar de la mano contraria al pie que se encuentra doblado, al igual que la postura anterior intenta mantenerlo durante unos treinta segundo y cambia de pie.

Se puede practicar en piscinas, en el mar y en ríos. Pero lo mejor es que puedes practicar el yoga acuático en grupo.Esta es la mejor forma de practicar tu deporte favorito, ya que estarás fresquito al estar en el agua y al mismo tiempo estarás tonificando los músculos sin darte cuenta apenas. Practicar yoga bajo el agua es toda una revolución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies