Practicar Yoga con tu mascota es totalmente posible. Además tiene numerosos beneficios tanto para ti, como para tu perro.

Las mascotas nos aportan mucha paz y tranquilidad, a parte de un vínculo de fidelidad. Por ello, hoy os queremos hablar del doga, una nueva disciplina en la que puedes practicar Yoga con tu mascota.

De primeras, puede parecer algo un tanto extraño, pero en Estados Unidos y Asia, esta práctica ya está de moda. El mayor (y mejor) beneficio, sin duda, del doga es el fortalecimiento del vínculo entre el perro y su dueño, mejorando además la flexibilidad y circulación del animal.

Si decides practicar esta actividad, te aconsejamos que adaptes las posturas a la fisionomía de tu perro, ya que su musculatura es totalmente diferente ala nuestra. Es por ello, por lo que se recomienda acudir a un centro donde un profesional pueda guiarnos antes de realizar cualquier ejercicio de este tipo.

También, antes de practicar doga debes saber que hay que proporcionarle a tu mascota un pequeño masaje, para que se relaje y no saque su lado más nervioso a la hora de realizar el ejercicio.

Y a vosotros/as… ¿os gustaría un taller de Doga en Yoga Rivas?

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.