La ciática es un dolor o molestia que se encuentra en el nervio ciático. El yoga para aliviar la ciática es importante para mantener nuestros músculos y nuestra mente sana. El nervio ciático es el más largo que podemos encontrar en el cuerpo humano, comienza a partir de la columna vertebral, va a hacia abajo a través de los músculos del muslo y termina en la pantorrilla.

Posturas de yoga para aliviar la ciática

Estiramiento lateral de pie o Parivrtta Parsvakonasana

Debes tener un poco de flexibilidad para poder hacer esta postura. Debes estar preparada ya que esta postura requiere que la cadera esté totalmente abierta para poder estirar el nervio ciático. Permanece de pie con las piernas abiertas a la anchura de tus caderas. Con la rodilla delantera flexionada da un paso hacia delante y la parte de atrás debe quedar totalmente estirada.

Junta las palmas de las manos y llévalas hacia el pecho. Coloca el codo que está opuesto a la rodilla doblada, en la parte externa de esa misma rodilla. No despegues las manos y ve girando la cabeza y mira hacia arriba. Intenta mantenerte en esta posición de unos quince a treinta segundos y cambia de lado.

Postura de media torsión o Vakrasana

Tienes que estar sentada, con la mirada hacia el frente y las piernas estiradas. Flexionada una rodilla y coloca el pie fuera de la rodilla que se encuentra derecha, pon la mano en la rodilla que está flexionada. La mano contraria debe unirse a la rodilla doblada y presionar para que el torso se pueda girar. Gracias al yoga para aliviar la ciática, obtendrás  además una serie de beneficios ya que es una técnica eficaz para disminuir dolencias.

Posición del gato o Bidalasana

Es una postura de yoga para aliviar la ciática que requiere de gran concentración. Debes situarte a cuatro paras, con las rodillas abiertas a la anchura de las caderas. Las codos han de estar estirados totalmente. Coge aire y levanta el coxis hacia el cielo y la cabeza hacia delante. Dobla la espalda hacia abajo y estira los hombros hacia atrás. Intenta mantenerte durante unos diez segundos o hasta que tu cuerpo te lo permita.

A continuación arque la espalda ligeramente y eleva la barriga hacia arriba mientras que tienes los glúteos contraídos. La barbilla ha de estar en dirección al pecho. Como la anterior intenta mantener esta postura durante unos diez segundos o hasta que tu cuerpo te lo permita. Después descansa y relájate para la siguiente postura.

Torsión en la silla

A parte de una postura de yoga para aliviar la ciática es perfecta para personas que no tienen mucha flexibilidad debido a su sencillez. Consiste en estar de pie, levanta un pie y colócala encimad de la silla y pon la mano contraria sobre la rodilla que se encuentra en flexión. La otra mano debe estar situada en la cadera, siempre la vista debe estar fijada el frente. Aguanta la posición unos treinta segundos y a continuación cambia de lado.

Postura del niño o Balasana

De rodillas debes juntar los dedos gordos de los pies. Las rodillas han de estar separadas a la anchura de tus caderas. La parte superior de tu cuerpo has de llevarla hacia los muslos y apoya la frente en el suelo. Las manos deben estar a los lados de tu cuerpo, ya sea detrás o delante según tu cuerpo necesite ese apoyo. Descansa cuando lo creas conveniente.

Actualmente el yoga se practica con más frecuencia en todo el mundo, sirve para estirar los músculos, fortalecerlos e incluso aliviar dolores. Además es ideal es para armonizar tu cuerpo y tu mente al mismo tiempo.


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.