En este periodo del embarazo, las naúseas, los vómitos y el cansancio es posible que ya hayan terminado. Es el momento en el que empiezas a sentir al bebé moverse. Comienzas a notar cambios en tu cuerpo y es probable que se sienta más activa, pero surgen problemas de sueño. El yoga para embarazadas en el segundo trimestre, ayuda a evitar malestares como ciática, que siempre va en aumento a medida que crece el embarazo.

Los músculos se vuelven más flexibles, y al estar más activa, puede practicar más posturas. Lo ideal es realizar movimientos que sean suaves, que le permita disminuir los dolores de espalda.
Los ligamentos que unen el útero con el pubis, empiezan a alargarse cuando el útero va creciendo. Pueden producir tirones que llegan a ser dolorosos a ambos lados del útero.

Posturas de yoga para embarazadas en el segundo trimestre

A la hora de practicar yoga para embarazadas en el segundo trimestre, recuerde no hacer esfuerzos, ya que a medida que el embarazo va a avanzando debe tener más cuidado. Lo más importante es usted y su bebe, disfrute de su embarazo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.