Yoga para embarazadas en el segundo trimestre

En este periodo del embarazo, las naúseas, los vómitos y el cansancio es posible que ya hayan terminado. Es el momento en el que empiezas a sentir al bebé moverse. Comienzas a notar cambios en tu cuerpo y es probable que se sienta más activa, pero surgen problemas de sueño. El yoga para embarazadas en el segundo trimestre, ayuda a evitar malestares como ciática, que siempre va en aumento a medida que crece el embarazo.

Los músculos se vuelven más flexibles, y al estar más activa, puede practicar más posturas. Lo ideal es realizar movimientos que sean suaves, que le permita disminuir los dolores de espalda.
Los ligamentos que unen el útero con el pubis, empiezan a alargarse cuando el útero va creciendo. Pueden producir tirones que llegan a ser dolorosos a ambos lados del útero.

Posturas de yoga para embarazadas en el segundo trimestre

  • Bidilasana o postura del gato: Colócate a cuatro patas, mantén la espalda contraída, mientras levantas la parte inferior del cuerpo exhale. Mantenga los hombros y los codos rectos, relaje los músculos del cuello y realice este ejercicio en una serie de cinco a diez veces. Este ejercicio permite tener una espalda más flexible y menos dolorida.
  • Postura en cuclillas: Es la misma postura que se realiza en el primer trimestre, pero ofrece los mismo beneficios en ambos. Debe sentarse con la piernas abiertas en el borde de una silla. Eleve los brazos por encima de la cabeza, inhale y exhale. Ayuda a que la parte inferior del cuerpo esté fortalecido y que la superior se mantenga estirada.
  • Postura del guerrero: Debe mantenerse erguida y los pies perpendiculares al suelo. Ponga las manos en sus caderas y respire mientras realice esta acción. A continuación separe lo pies sin dejar de poner las manos en las caderas. Gire la pierna izquierda en un ángulo de noventa grados y la pierna derecha en uno de cuarenta y cinco grados hacia el interior. Mantén los brazos abiertos a la altura de sus hombros, las palmas de las manos deben estar hacia arriba.  Manténganse durante unos segundos así y cambie las posiciones de las piernas.
  • Postura del triángulo: Tenga los pies separados a la altura de las caderas y estire los brazos. Gire el pie derecho hacia fuera, mientras que el izquierdo debe quedarse hacia dentro. Inhale mientras estira su cuerpo hacia arriba la parte superior de su cuerpo. Al mismo tiempo levante la parte derecha de la cadera, y su cara debe estar mirando al cielo. Con esta postura mejorará el flujo de la sangre en todo su cuerpo, y además podrá mantener la espalda y los brazos relajados.

A la hora de practicar yoga para embarazadas en el segundo trimestre, recuerde no hacer esfuerzos, ya que a medida que el embarazo va a avanzando debe tener más cuidado. Lo más importante es usted y su bebe, disfrute de su embarazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies