Todos estamos contaminados de estrés y ansiedad durante nuestro día a día, el trabajo, las obligaciones, los horarios sin descanso…  perjudican mucho nuestra salud y nuestra calidad de vida.

Por esa razón, es importante dedicar al menos un rato al día para nosotros mismos, y encontrar una actividad que nos relaje y nos haga sentirnos mejor interiormente, y exteriormente también. La buena noticia es que se han encontrado soluciones para combatir el estrés y la ansiedad cotidianas. Una de las actividades que mejora nuestro bienestar y nos puede ayudar es el Yoga.

Existen muchas formas de hacer Yoga, y todas ellas son válidas para reducir el estrés, pero existen 5 posturas fáciles y aptas para los principiantes, que han demostrado que reducen el estrés , y además, lo previenen.

Las 5 posturas de Yoga para el estrés

Kapalabhati Pranayama:

Siéntate cómodo con las piernas cruzadas y la espalda recta. Apoya las manos sobre las rodillas en posición mudra y relaja el rostro. Relaja también el abdomen y empieza a inhalar de forma natural. A continuación empiece a inhalar y exhalar profundamente por la nariz contrayendo los músculos abdominales. Mientras inhalas y exhalas deja que los pulmones se expandan y se llenen de aire. Realice 10 exhalaciones rápidas y 10 inhalaciones naturales.

Kapalabhati es una postura que nos ayuda a concentrarnos y a calmarnos interiormente. Se la conoce como respiración purificadora, pues limpia las vías respiratorias de sus impurezas y además estimula el metabolismo aumentando el calor corporal. Es importante que durante su realización, el abdomen esté relajado durante las inhalaciones y que los músculos se contraigan mientras exhalamos.

Kapalabhati Pranayama, yoga para reducir el estrés

Es importante saber:

Kapalabhati debe ser practicada con el estómago vacío. Se recomienda su práctica después de la relajación (al menos 10 minutos)

Kapalabhati no debe practicarse si:

      •  Sufres enfermedades cardíacas o tienes presión arterial alta.
      •  Tienes hernias.
      •  Eres asmático/a.
      • Si te mareas, experimentas dolor o te sientes incómodo/a durante su realización. En este caso es muy importante que dejes de realizar la postura.

Balasana o Postura del niño:

Siéntate de rodillas en el suelo sobre una superficie cómoda. Apóyate sobre los talones, con los dedos gordos del pie tocándose, estira los brazos hacia atrás con las palmas hacia arriba y apoya la cabeza en el suelo. Los brazos y las manos deben estar relajados y descansar en los costados, o estar apoyados en el suelo. Mantente en esta postura durante 30 segundos. Es una postura ideal para estirar los músculos de la espalda y el cuello.

balasana o postura del niño, yoga para reducir el estrés

Uttanasana:

Inhala estirando los brazos por encima de la cabeza, exhala y dobla el cuerpo totalmente hacia delante encogiendo la barriga manteniendo la espalda y las piernas rectas. Después coloca las manos al lado de los pies estirando todos los dedos. Baja la cabeza hacia los pies manteniendo los cuádriceps bien fuertes. Inhala y levanta el torso ligeramente por delante, y exhala después inclinándote más hacia delante. Deje el cuello y la cabeza colgando de forma relajada. Mantente en esta posición entre 30 segundos y 1 minuto. Al finalizar, levanta el torso  muy lentamente. Puedes doblar las rodillas ligeramente si lo necesitas.

Debes tener en cuenta: Si posees lesiones de espalda, es importante que dobles las rodillas para liberar la columna. También debes saber que si tienes la tensión baja o tendencia a marearte, debes incorporarte de nuevo muy lentamente.

Uttanasana, yoga para combatir el estrés

Flexiones de espalda o Backbends:

Esta postura se debe hacer sobre una pelota de ejercicio, sobre todo si eres principiante. Comienza sentado en la pelota y poco a poco ve avanzando con los pies y colocando tu espalda sobre la pelota apoyando la curva natural de la columna vertebral. Coloca los brazos a los lados de la pelota o enderezalos desde la cabeza hasta el suelo. Presiona con los pies y coloca las palmas de las manos en el suelo. Quédate así tanto tiempo como estés cómodo y respira profundamente, dejando que la columna vertebral se alargue. Para incorporarte, haz presión con tus manos y cambia el pelo hacia los pies, levanta el torso lentamente hasta volver a estar sentado sobre la pelota.

Esta postura es ideal para aumentar el flujo sanguíneo y liberar la mente. Estira la caja torácica ayudando a que fluya la sangre al cerebro.

Backbends, yoga para combatir el estrés

Vipariti Karani:

Siéntate sobre la almohada y levante las piernas sobre una pared, de manera que toda la parte inferior del cuerpo esté presionada sobre ella, y las caderas y la parte inferior de la espalda queden sobre la almohada. Relaja el cuerpo y respira profundamente, contando cada respiración.

Vipariti Karani, yoga para combatir el estrés

 

Beneficios de realizar Yoga para el estrés

El Yoga se considera en la cultura India un regalo de una tradición ancestral, ya que es una práctica que incorpora la unión de cuerpo y mente, pensamiento y acción. No se considera solo una actividad física, sino que también es una manera de descubrirnos a nosotros mismos para aprender a integrarnos con la naturaleza y el mundo que nos rodea.

El Yoga contribuye al desarrollo individual y mejora la calidad de vida de cada persona, reduciendo el estrés, la ansiedad y cualquier tipo de enfermedad o mal que nos bloquea la mente y el cuerpo. Con el Yoga, aprendemos a liberar toxinas y estrés en nuestro día a día.

Es por ello, que el Yoga se considera muy beneficioso en las sociedades modernas, porque ha causado un impacto muy significativo en trastornos emocionales actuales como la depresión, la ansiedad y el estrés. También se ha demostrado que combate otras enfermedades tales como la obesidad, el alzheimer, enfermedades cardíacas, de diabetes, problemas gastrointestinales e incluso problemas sexuales. Por todo esto, uno de sus beneficios es que el Yoga puede utilizarse como medida preventiva y tratamiento de problemas cotidianos. Estas posturas son solo un pequeño matiz de todo lo que el Yoga conlleva, pero resultan muy útiles para reducir el estrés diario y encontrar nuestro ratito interior, aunque sea durante unos minutos a lo largo del día.

2 respuestas

  1. 🙂

    Muy motivante tu artículo y hay cuantiosas información que no conocía que me has enseñado,
    esta genial.. te quería agradecer el periodo que dedicaste,
    con unas infinitas gracias, por enseñarle a gente como yo jejeje.

    Saludos

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.