Durante mucho tiempo las personas han utilizado el yoga para verse y sentirse bien. El yoga para reducir abdomen es perfecto para las mujeres que han tenido bebés y quieren perder grasa y quitarse esa flacidez que se ha generado durante el embarazo.

En el abdomen se concentra mucha grasa, que en ocasiones termina en un abdomen abultado o hinchado, con las posturas de yoga para reducir volumen, conseguirás además de un vientre plano, un equilibrio entre la mente en y el espíritu. Te damos una serie de posturas de yoga que pueden ayudarte a reducir el abdomen.

Posturas de yoga para reducir abdomen

Asana del delfín: debes colocarte boca abajo, con los codos apoyados y los hombros separados a la misma distancia. Los pies deben estar apoyados en el suelo, a continuación levanta el peso del cuerpo hacia arriba. De forma que te apoyaras en los pies y en los antebrazos. Hazlo durante una frecuencia de cinco repeticiones. Esta postura de yoga es ideal para reducir abdomen.

Postura del camello: tienes que estar de rodillas y con la espalda recta. las rodillas deben estar separadas a la misma distancia que las caderas. Mantén los brazo estirados hacia delante. Echa el cuerpo hacia atrás aguantando mientras los abdominales están en tensión. Hazlo durante unas cinco respiraciones y vuelve a la posición inicial.Con esta postura tonificas el abdomen.

Asana del barco: túmbate boca arriba, con los brazos detrás de la cabeza. Mantén las piernas juntas y estiras mientras las vas elevando lentamente. Aguanta durante una sesión de cinco respiraciones, después baja las piernas y expulsa el aire. Debes notar como el abdomen se contrae.

Asana de la rotación: boca arriba con la espalda estirada, pon los brazos hacia los lados sin tocar tu cuerpo. Dobla las rodillas y apoya los pies. A continuación eleva ligeramente la pelvis y muévete de un lado a otro, mientras están dobladas. El cuello debe estar siempre al lado contrario al que estamos moviendo el cuerpo. Hazlo en una frecuencia de cinco a diez respiraciones y vuelve a la posición inicial.

Uttapdasana: debes estar tumbada boca arriba, los brazos estirados y pegados a tu cuerpo. Las piernas estiradas y juntas e inspira profundamente. Ve levantando despacio las piernas hasta que quede en una forma parecida en una L. Repítelo en una frecuencia de cinco respiraciones y baja las piernas lentamente. Esta postura de yoga para reducir abdomen es muy buena ya que no solo ayuda a que bajas abdomen sino que también estarás fortaleciendo las piernas.

Postura de la cobra: acostada encima de tu vientre con las piernas estiradas, debes situar las palmas de las manos debajo de tus hombros. Tu barbilla debe estar tocando el suelo y los dedos de los pies también. Después cuando vas inhalando debes ir elevando la parte superior del cuerpo inclinando la espalda hacia atrás. Repite eso es una serie de cinco a diez respiraciones, como mejor te parezca. Con esta postura estarás fortaleciendo los músculos del abdomen y reducir la grasa abdominal.

El yoga no solo es bueno para reducir el abdomen o adelgazar, sino que además te ayuda a estar en armonía contigo misma. Y lo más importante es que se adapta a todo tipo de necesidades.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.